UNA DE LAS TRES. Mercedes Pinto Maldonado.

     Resultado de imagen de una de las tres mercedes pinto maldonado

NOVELA NEGRA. SUSPENSE. 339 PÁGINAS

 

UNA DE LAS TRES. Mercedes Pinto Maldonado

  Mercedes es otra de “mis escritoras”, otra a la que sigo literariamente libro tras libro, escrito tras escrito.  En esta ocasión ha sido novela negra,  un estilo literario que no figura entre mis favoritos pero que, tratándose de Mercedes no podía dejar de leer. ¡Y literalmente no pude dejar de leer!

  La historia comienza con Doina, la mamá de las trillizas, su lucha por la supervivencia y el deseo y la esperanza de encontrar una vida mejor.

  De Rumanía a Gran Bretaña e Irlanda. Las trillizas son adoptadas y tienen  que separarse, crecer en familias diferentes y seguir caminos distintos. A las tres les asaltan  recuerdos subconscientes de los casi tres años que vivieron juntas, pero ninguna conoce la existencia de las otras dos. El azar, el destino, la providencia… hace  que se encuentren y se comuniquen de manera virtual. En ese momento las tres pasan por momentos complicados en sus vidas e intentan ayudarse sabiéndose hermanas aunque nunca se hayan visto. A partir de aquí se desencadena una sucesión de hechos en los que aparece la ambición, deseos ocultos, suplantación de identidad, dudas, egoísmo… pero también sentimientos nobles. Sus vidas ya no serán las mismas y la intriga y el misterio no nos dejará ni un respiro página tras página.

  Abogados, libreros, una roquera famosa, un escritor de renombre, un mayordomo servicial y extremadamente fiel… son algunos de los personajes que junto a las trillizas nos harán vivir momentos en los que la sorpresa, la emoción, la intriga harán que separarse del libro sea una misión imposible. Personajes que nos harán sentir mil emociones, que nos llevarán a la taquicardia en más de una ocasión. Algunos previsibles y otros que darán infinidad de sorpresas dejándonos con la boca abierta. Personajes en los que  anida la bondad o la maldad, a los que querremos por su nobleza o su honestidad y a los que desearíamos ver muertos por todo el dolor que son capaces de causar a sus semejantes.

  La lectura de este libro me coincidió con un viaje, y no de playa. En principio disponía de poco tiempo para leer, pero una vez que lo empecé se convirtió en una adicción. Lo llevaba en la mochila a todas partes y los tiempos de espera se convirtieron en momentos perfectos para ir desentrañando los misterios que iban apareciendo. Las trillizas me acompañaron todo el viaje cual personajes reales, hasta se colaron en mis sueños.

  La trama es increíble, digna de una película de Hitchcock. La maraña de sucesos que se va complicando con el paso de las páginas, las identidades de las hermanas que van cambiando, harán que las hipótesis que podemos ir haciendo  se conviertan muchas veces  en meras conjeturas infantiles. Todo ello con una narración sencilla y dinámica que nos hará pasar páginas y páginas sin darnos cuenta.

 Y en esta trama y esta aventura aparecen preocupaciones sociales tales como el maltrato, la pornografía infantil, la eutanasia, la explotación laboral. Todo ello tratado con una gran sensibilidad, con mucho tacto y delicadeza y, sobre todo, con un gran humanismo. También están presentes otros temas como la adopción, la familia  y la influencia tanto de la genética como del ambiente en la conducta humana.

  “Advirtió que en efecto había una gran diferencia entre estar en coma y estar muerto, que el corazón era realmente un reloj que cuando se paraba también detenía el tiempo. Su cuerpo parecía un viejo y destartalado maniquí de cartón. Se veía desinflado, como si al marcharse su alma la carne se le hubiese secado de repente”.

  “Has tenido y tienes  una madre que te quiere por encima de su propia vida, pero a ti, no a tus caprichos […] Deja de quejarte por lo que no tuviste y alégrate por lo que nunca te faltó y todo lo bueno que te rodea y que está por venir, que te aseguro que no tiene nada que ver con el dinero. Y piensa que, de cualquier modo, no se puede tener  todo, hay que elegir, y una elección, la que sea, siempre implica una renuncia”.

   Mercedes nunca me ha dejado indiferente, ya desde aquel “Pretérito Imperfecto” que ella misma me recomendó como primera lectura de sus libros. Le fueron siguiendo todos los demás, uno tras otro. Todos fueron distintos y todos me encantaron. Libro tras libro ha conseguido que leer sus palabras se haya convertido en una sucesión de momentos llenos de emoción, donde la  sensatez y el humanismo están presentes de continuo.

  “Elegir un sendero no es más que renunciar a todos los demás, no se pueden recorrer todos los caminos, y ninguno es perfecto. Da igual el que escojamos, en algún punto del trayecto sentiremos que cualquier otro hubiese sido mejor. Lo importante es con qué actitud caminamos”

¡¡FELICES LECTURAS!!
Mónica H. Barbón

 Una de las tres https://www.amazon.es/dp/B06WWGC4GQ/ref=cm_sw_r_cp_apa_j2QNzbJ82J1A3 

 

Anuncios

LONDRES. Edward Rutherfurd.

  Resultado de imagen de londres edward rutherfurdNOVELA HISTÓRICA. 1180 Páginas.

LONDRES. Edward Rutherfurd

  Hace un tiempo leí “Rusia” del mismo autor y me fascinó. Ante la perspectiva de visitar Londres sentí que debía leer este libro para empaparme de su historia y “vivir” la ciudad. Eso fue lo que sucedió. Sin ningún tipo de duda, Rutherfurd nos ofrece una guía histórica que hará que visitar el lugar se convierta en pura magia. Casi en cada calle y en cada edificio podía imaginar a algún miembro de los Dogget, los Bull o los Barnikel. En la visita a la “Torre de Londres” pude ver al pobre Osric trabajando y tallando a escondidas, una habilidad que sería la que le daría a sus descendientes el apellido Carpenter. Y es que además de ser una buena guía histórica, la curiosidad me llevaba a ampliar información a través de internet, buscando datos alternativos o imágenes. Cuando llegué a Londres sabía muy bien lo que quería ver y porqué. Es una experiencia que recomiendo a todos los amantes de la Historia y los libros.

  Rutherfurd nos guía por la Historia de la ciudad desde la formación de las islas a través de los movimientos de las placas hasta la 2ª G.M.  Siguiendo su dinámica, construye un árbol genealógico de personajes que nos acompañarán a lo largo de todo el libro, con sus peculiares características que perduran a través de los siglos (cosas de la genética). Leyéndolo muchas veces he pensado que me gustaría tener una historia así de mi familia desde los inicios.

  Dos milenios de Historia del  Gran Londres que nos hará viajar a la época romana y conocer Londinium, la invasión normanda, las Cruzadas, el Gran Incendio que destruyó completamente  la ciudad en 1666, la época victoriana, Enrique VIII, sus esposas y la ruptura con Roma. La construcción de La Torre, el puente, la catedral de San Paul… El comienzo de la banca y los movimientos bursátiles que llevarán a lo que hoy es la City. El inicio de Greenwich como meridiano cero.  Un recorrido temporal extenso y exhaustivo, muy bien documentado y que al final no deja de ser una fabulosa clase de Historia  donde el entretenimiento nos acompaña en cada página y donde las tramas de las distintas épocas enganchan al lector de manera irremediable.

  Historias de plagas, de guerras, de invasiones, de amor y odio, de traición. Historias de supervivencia, de superación, del esfuerzo por prosperar…  Historias humanas que también sirven de aprendizaje, personajes con los que resulta muy fácil identificarse. Son estas historias humanas las que dan vida a los lugares, son ellos, los personajes históricos, sí, pero sobre todo aquellos que forman la intrahistoria de Unamuno, esas personas anónimas ausentes en los libros de Historia pero tan importantes a la hora de construirla los que configuran  el alma de la ciudad. Como bien dice Rutherfurd en el último capítulo:

  “Cuando excavamos, hallamos esos restos y los exponemos al público. Pero no lo contempléis simplemente como un objeto. Porque esa moneda, esa tubería pertenecen a alguien: una persona que vivió, y amó, que contempló el río y el cielo todos los días, como vosotros y yo”.

 Es esto precisamente lo que me hace amar la Historia: todas las personas que han estado y han hecho posibles esos edificios que ahora pueden ser ruinas, esos acontecimientos… Son todas las personas que han estado antes que nosotros y que han conformado  lo que somos hoy.  Son las almas humanas que nunca mueren.

   Y es que es una novela histórica cien por cien recomendable, sobre todo si se tiene prevista una visita a Londres.  En palabras de un amigo lector: “Un libro apasionante en sí mismo, pero al mismo tiempo una declaración de amor hacia la ciudad de Londres, la auténtica protagonista”.

¡FELICES LECTURAS

Mónica H. Barbón

MI MARAVILLOSA LIBRERÍA. Petra Hartlieb.

Imagen relacionada
NARRATIVA EXTRANJERA. 233 PÁGINAS.

  “Lo único que todos tienen en común es una cierta dosis de locura: la obsesión por los libros, que sólo se puede entender cuando uno mismo está poseído por ella”.

  Es la cita que quizá pudiera explicar todo el argumento del libro. Una historia real vivida por un matrimonio que sentía esta obsesión por los libros, aunque yo prefiero llamarlo “amor” a los libros. Por amor se han hecho y se harán las mayores locuras, las mejores hazañas, los más grandes sacrificios. Y este caso, probablemente no sea una excepción.

  Petra y Oliver se encuentran, casi sin haberlo pensado, siendo dueños de una pequeña librería. Un impulso, un deseo inconsciente… les lleva a pujar y comprar la librería con un dinero que no tienen.

  “¿Por qué seguir adelante? Por pasión. Aunque también cabría hablar de locura […]. Es una dependencia, y hemos sucumbido a ella”.

  Como en las grandes locuras de amor, la razón se queda a un lado: Oliver tenía  un buen trabajo  en una editorial, Petra ejercía de crítica literaria (trabajos de amantes de la literatura) y esos empleos se dejan por la regencia de una librería en otra ciudad, en otro país y en un momento o una época en los que la lectura digital y las grandes plataformas de venta por internet parece que dejan al pequeño comerciante fuera de combate, condenado al ostracismo, destinado al olvido. Y esto siempre que hablemos de ventas, ya que las descargas ilegales de libros electrónicos están llevando a la literatura a una lenta agonía.

  Petra y Oliver se comprometieron y se endeudaron por una pasión, por un amor a esos libros que tanto nos aportan a los que los amamos como ellos; a los libros de verdad, esos que pueden tocarse, olerse y sentir la magia de sus páginas entre los dedos. Éso es lo que nos han robado los libros digitales. Por otro lado, el trato humano y personal de una pequeña librería, los consejos de los expertos libreros, nunca los encontraremos en las grandes plataformas digitales de venta.

 “Que la gente venga a vernos a la tienda, es aquí donde pueden vivir, tocar y oler la literatura”.

  Ellos apostaron por una pequeña librería, por el clásico y eterno libro de papel, apostaron por el trato humano, se jugaron su futuro y el de sus hijos por un amor y una pasión. Cuando se hacen las cosas con entrega, cuando se lucha y se pelea por un objetivo, lo más normal es que salga bien.

  Encontraron dificultades, tuvieron problemas, se cayeron y se levantaron, lidiaron mil batallas para conseguir un sueño:

“una librería pequeña, tradicional y de barrio que se convirtió en el núcleo indispensable de la vida en comunidad de una ciudad europea en el S.XXI”.

Petra se convirtió en librera, esposa y madre.

 “ESTA ES LA ESTUPENDA HISTORIA DE CÓMO CONSEGUIR AQUELLO QUE AMAMOS”.

 

https://www.youtube.com/watch?v=gg1jrU6RXhQ

 

¡¡FELICES LECTURAS!!

Mónica H. Barbón

 

LA CRUZADA DEL OCÉANO. José Javier Esparza.

Resultado de imagen de la cruzada del oceano
ENSAYO HISTORIA. 636 PÁGINAS.

 

  Antes de meterme de lleno en la materia tengo que decir que este relato me dejó realmente asombrada. Creo que es mucho el desconocimiento que hay en este tema, mucha Historia mal contada y mucha leyenda negra. Como dijo J. Pérez-Foncea “los españoles conocemos poco nuestra Historia, y la poca que conocemos es la que nos han contado nuestros enemigos”. Es una frase que me quedó grabada a fuego, y cuanto más leo acerca de esa nuestra Historia, más me doy cuenta de la verdad que encierran esas palabras. La lectura de este libro es una muestra de ello.

  Un libro muy bien documentado, que cuenta las cosas como fueron y que, si no hay datos fehacientes, se menciona llanamente este hecho, pudiendo en algún caso, intentar llenar las pequeñas lagunas  con la explicación que podría ser más lógica, pero sin afirmar certezas que no son. Una gran humildad la de este autor.

    En  La Gaceta (16-Enero-2015) leí un artículo acerca de este libro  con el que estoy completamente de acuerdo y que quiero compartir:

  “Vuelve José Javier Esparza (…) a enseñar a sus compatriotas, tan acostumbrados al ridículo lujo moral de escupir sobre la propia Historia, como España, la Patria que han olvidado, escribió sobre los mapas del mundo la gesta más prodigiosa de la Humanidad desde que Rómulo y Remo trazaron el pomerium de Roma”

 

  Ensayo, sí, pero que se lee casi como una novela. Esparza nos cuenta las hazañas de tantos y tantos hombres que con su vida cambiaron la Historia,  de una forma amena, relatando con maestría y en ocasiones con gran sentido del humor, unos hechos que hicieron que el mundo sea como hoy lo conocemos.

  ¿Cruzada? Pues es realmente lo que fue, una misión para la Cruz. Cristóbal Colón, convencido de que se podía llegar a las islas de las especias por el oeste (ya que las rutas del Mediterráneo estaban cerradas  desde que los turcos habían tomado Constantinopla), no cejó en su empeño buscando los permisos necesarios para iniciar esa aventura. Y llegó a La Española después de muchos avatares. Y se encontró con indígenas, salvajes,  al modo de ver de los europeos, pero personas. Colón volvió y contó lo que había visto, y ahí se inició la andadura. No había encontrado las islas de las especias, sin duda habría que seguir buscando, pero encontró una tierra nueva con seres diferentes.  Unos seres que, de manera incomprensible para la época y por primera vez en la Historia de la Humanidad, estaba prohibido esclavizar. ¿Por qué? Porque España era un país católico, porque Isabel en su testamento y un codicilo posterior lo dejó muy claro: los indios de las tierras descubiertas no podían ser esclavos, tenían que ser considerados como súdbitos de la corona; por primera vez se consideraba la dignidad del ser humano.  Este testamento iba a actuar como una guía para la conquista. Se mostraba la evangelización no como algo accidental o azaroso, sino como la “principal intención”. No iba a ser una guerra, iba a ser una CRUZADA. Por supuesto, los hombres son hombres, y como tales seres imperfectos. Y aparecerá “la ambición, la rapiña, la demencia del oro, la violencia…”. Pero el signo distintivo iba a ser el otro, el del respeto a los indígenas. Se buscaba, por encima, de todo la evangelización.

  Tal es así, que en 1550 tuvo lugar la Controversia de Valladolid, donde Carlos I ordena detener las conquistas hasta tener la certidumbre de que se está obrando conforme a la moral cristiana.

  ¿Y cómo pudo ser posible que unos centenares de hombres españoles pudieran conquistar, someter y evangelizar a medio continente? Porque los indios no vivían pacíficamente en un paraíso de la madre naturaleza hasta que llegaron los españoles y  devastaron todo lo que encontraron. Esto forma parte de la leyenda negra. Los amerindios vivían en guerras tribales que no cesaban. Había tribus que ostentaban el poder y otras tribus sometidas. Había tribus más pacíficas y otras completamente “salvajes” en la máxima extensión de la palabra, había tribus antropófagas, que se comían a sus propios hijos como tributo a los dioses. Los españoles, muy inteligentemente, supieron aprovechar estos conflictos intestinos entre tribus. Muchas de ellas se hicieron aliadas de los españoles porque estaban cansados de la dominación de las tribus gobernantes (mexicas, incas…) que eran crueles. Las tribus aliadas fueron de gran ayuda a los españoles.  Por otro lado, las religiones de los amerindios estaban íntimamente ligadas a la política, por lo que, una vez que las tribus gobernantes fueron vencidas ya no tenían sentido sus religiones. Abrazaron pues el cristianismo, entre otras cosas, porque el Bautismo los libraba de la esclavitud.

  ¿Y la Inquisición? Pues sólo se ocupaba de los españoles. A los indígenas se les consideraba neófitos en la fe por lo que no podían ser objeto de la justicia inquisitorial.

  Hubo muchísima mortalidad, por supuesto, de indios y de españoles. Hubo muchas batallas, muchas guerras, pero sobre todo, muchas enfermedades. Los causantes: los virus. Los nuestros morían de malaria y dengue, ellos de sarampión, peste porcina y viruela…

  Y la humanidad de los nuestros quiso combatirla. En el epílogo Esparza nos muestra como ocurrió la primera campaña médica internacional para combatir la viruela en América. Es sencillamente emotivo y digno de valorar. Toda una proeza que salvó la vida a millones de personas.

  Y el descubrimiento de América nos trajo más: construyó una expedición científica con el fin de realizar una investigación sobre su naturaleza. Hubo que clasificar: ordenar, organizar géneros, especies y familias. Francisco Hernández fue el pionero del saber experimental allá por el S.XVI.

  Una auténtica cruzada que cambió la Historia Universal.

  Desde mi humilde blog quiero ofrecer un pequeño homenaje a todos aquellos hombres y mujeres (que también hubo muchas y valientes) que lo hicieron posible: Cristóbal Colón, Vasco Núñez de Balboa, Ponce de León, Hernán Cortés, Magallanes, Elcano, Las Casas, Alvarado, Gil González Dávila, Diego de Almagro, Mendoza, Pedrarias, Belálcazar, la india Catalina, Jiménez de Quesada,  Cabeza de Vaca, Mencía Calderón, Juana de Zárate, Hernando de Soto, Coronado, Orellana, Diego de Rojas, Legazpi y Urdaneta, Isabel de Cendala y todas aquellas personas anónimas que con su vida hicieron que el mundo sea lo que hoy es.

  Y, por supuesto, agradecer infinitamente a José Javier Esparza, todos los conocimientos históricos que pone a nuestro alcance.

¡¡FELICES LECTURAS!!

Mónica H. Barbón

 

 

 

 

LOS NIÑOS DE LA ESTRELLA AMARILLA. Mario Escobar.

https://imagessl2.casadellibro.com/a/l/t0/92/9788491390992.jpg

NOVELA CONTEMPORÁNEA. 336 PÁGINAS.

Cada generación atesora la esperanza de que el mundo vuelva a comenzar de nuevo”.

En este libro se cuenta la historia de dos hermanos que viven en París hasta que en plena segunda guerra mundial, una redada contra los judíos les cambia la vida. Su objetivo será reencontrarse con sus padres, y para ello tendrán que pasar mil vicisitudes recorriendo un sinfín de kilómetros.

Como su autor dice “Los niños de la estrella amarilla  es un canto al poder de la gente corriente por cambiar la realidad”. Y es algo que siempre he pensado: nuestras conductas no solo influyen en nosotros mismos, sino en gran medida en todas las personas que nos rodean, de forma directa o indirecta, seamos conscientes de ello o no. Jacob y Moisés vivirán la generosidad de los demás y también la maldad, y todo ello irá influyendo en sus vidas de manera notable. Solos, sin nadie a quién recurrir, tendrán que confiar en aquellos que les ofrecen la mano para intentar conseguir su objetivo.

Este libro habla de los lazos familiares; todas las acciones de estos hermanos irán encaminadas a reencontrarse con sus padres. Sueñan con un futuro en el que estén los cuatro juntos. También su amigo Joseph buscará a sus padres y preferirá el internamiento con ellos a la libertad en su ausencia.

La familia era mucho más que un grupo de personas unidas por lazos de sangre, era sobre todo el fino hilo que unía el presente y el pasado. Los recuerdos y la memoria mantenían unidos ambos mundos, por eso debían recordar. Mientras lo hicieran (…) sus padres siempre estarían a su lado”.

Pero sobre todo es una historia de generosidad, de servicio a los demás, de entrega y ayuda sin esperar nada a cambio, de poner nuestro granito de arena porque este mundo sea un poco mejor. Jacob y Moisés vivirán esa generosidad que marcará sus vidas.

Puede que este mundo esté cada vez más enloquecido, pero siempre encontraréis buenas personas en él, los corazones generosos abundan más de lo que creemos”.

La vida consiste en entregar tu alma a los parias de la tierra, a los que el mundo rechaza y les niega hasta el derecho a vivir”.

Es la historia de un pueblo, Le Chambon-sur-Lignon “donde unos pocos hombres y mujeres decidieron plantar cara al horror y demostrar que, con las armas del Espíritu, los corazones más nobles son capaces de vencer siempre y que las sombras del mal terminan por disiparse (…)”. y de un pastor protestante, André Trocmé, en pensamientos de Jacob: “un corazón pacífico y amoroso, con un tipo de valor muy difícil de encontrar entre los hombres y que él quería tener cuando creciera: el valor de estar dispuesto a morir por aquello que amas y ser capaz de amar hasta a tus enemigos”.

Una historia de tolerancia, de positivismo, de encontrar la felicidad en las pequeñas cosas de cada día, de valorar todo lo que se tiene. Una historia de lucha, donde no cabe rendirse. Dentro del horror de la guerra y de la maldad, una historia conmovedora de esperanza, de bondad, de humanidad, donde el bien vence al mal, donde el Espíritu del hombre es más fuerte que la vileza y la crueldad.

Una historia basada en un hecho real. Este pequeño pueblo de Francia alberga el museo donde se guardan los recuerdos de esas personas que consiguieron que unos niños tuvieran una vida digna y normalizada dentro de una guerra.

Sin duda, una historia que hay que leer para no perder la fe ni la esperanza en el ser humano.

¡¡FELICES LECTURAS!!

Mónica H. Barbón