URRACA, LA REINA DE ASTURIAS. María Teresa Álvarez.

principal-urraca-es

NOVELA HISTÓRICA. 381 PÁGINAS.

  El libro comienza en el año 1167, cerca del río Aller, donde dos mujeres, intentando no ser vistas, hacen un viaje al pasado. A partir de aquí el libro va construyendo la historia con los recuerdos que Urraca, y su doncella Ana van forjando.

    En las inmediaciones de ese río nacerá Urraca Alfonso, llamada “la Asturiana” en el año 1133. Su padre, el rey Alfonso VII de León, su madre, Gontrodo, hija del magnate asturiano Pedro Díaz del Valle.  Siendo apenas un bebé será llevada a educarse a la corte de León por su tía paterna, la infanta Doña Sancha Raimúndez , quien será  para ella como una madre y a la que querrá  con toda el alma.

  Urraca siempre profesó un gran amor a su Asturias natal sintiéndose muy asturiana a pesar de haber pasado su infancia en León.

“Mi tía Doña Sancha me había hablado muchas veces de esta tierra, de sus ciudades, de sus hermosas iglesias, de su catedral y sobre todo de la belleza de su paisaje. ¡Ay!. Cuando desde lo alto del puerto de Pajares contemplé aquellas montañas, aquellos picos que ascendían al cielo, sentí una emoción hasta entonces desconocida; era como si yo formara parte de esta tierra agreste, que me pareció maravillosa, mucho más de lo que podría imaginar a pesar  de lo dicho por mi tía, que disfrutaba viendo mi excitación”.

  Después de una infancia tranquila, siendo aún una niña, su destino (como el de la mayoría de las mujeres de esa época) será decidido por su padre con intenciones políticas, por ello, al margen de sus miedos, sus incertidumbres y su desconocimiento de muchos aspectos de la vida, será casada con el rey de Pamplona García Ramírez, varias décadas mayor que ella. Se convertirá por tanto en la reina de Pamplona.  Tras enviudar, su padre le asignará el título nominal de Reina de Asturias, habida cuenta del amor que ella mantenía por su tierra natal. En Asturias se casará por segunda vez, pero no será en su amada tierra donde pueda acabar sus días. Traiciones, rebeliones, malentendidos… le llevarán a tener que dejar “la tierrina” con gran dolor de su corazón.

“Ha querido que Asturias brillara con luz propia, y ha fracasado. No sabe en qué se equivocó. Se siente tranquila con su conciencia. No ha traicionado ni a la monarquía ni a los asturianos. Ha intentado buscar una línea de concordia, que fue mal interpretada. Nadie, a excepción de su marido, la ayudó. (…) Camina despacio hacia la carreta. Antes de subir se gira para mirar de nuevo las montañas asturianas. “Aunque jamás las vuelva a ver -se dice-, siempre amaré esta tierra a la que pertenezco”.

  María Teresa Álvarez (candasina, gran defensora de la mujer y que ha escrito varias novelas de mujeres importantes en la historia) nos relata la vida de una mujer que, a pesar de su relevancia histórica,  esa misma historia dejó relegada en el olvido.

  A través de la vida de Urraca vamos conociendo una porción de nuestro pasado, donde la Reconquista seguía su curso intentando ganar el último territorio musulmán en Almería, donde los distintos reinos cristianos (Castilla, León, Pamplona, Aragón…) se disputaban a su vez el poder y los territorios, donde los matrimonios eran una herramienta más al servicio del poder, donde la religión tenía un gran protagonismo (camino de Santiago, templarios, órdenes militares creadas para proteger a los peregrinos…).

  Urraca fue una gran mujer, que supo aceptar su destino, fuera el que fuese, que lo hizo con dignidad, haciendo en cada momento lo que se esperaba de ella. Una mujer llena de amor que fue buena esposa, buena madre y buena reina.

   Una novela  con valores que el abad Juan José Tuñón en la presentación del libro en el monasterio de San Pelayo de Oviedo (lugar muy visitado por Urraca), no quiso dejar de nombrar:  ” El sentido del deber, la familia, el espíritu de sacrificio, la lealtad, la fidelidad conyugal o el valor de la fe”.

  La reina Urraca fue sepultada en la catedral de Palencia, incumpliendo su última voluntad de ser llevada a la catedral de Oviedo. En la actualidad, el arca que contiene los restos de la reina doña Urraca Alfonso se encuentra en la capilla del Sagrario de la catedral de Palencia.

Resultado de imagen de tumba de urraca de asturias

¡FELICES LECTURAS!

Mónica H. Barbón

Anuncios

Escribe tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s